Comparta

¿Réquiem por España?

 atentado Madrid11 M, la revolución cultural y la entrega de España

A España le hizo ser grande sobre todo su fe católica y su impulso misionero, gracias a lo cual más de la mitad de los que profesan la Fe católica en el mundo hoy son iberoamericanos. Esa fue la España de las hazañas, la España de los cruzados y de los héroes, de los doctores y de los santos,

de los navegantes y de los colonizadores. Sí; aquellos españoles caracterizados por su fuerza, denuedo, inteligencia y realismo hicieron posible ese sueño. Esa fue y será siempre la España Católica, la del Sí, Sí y del No, No; del Principio de Contradicción, de las afirmaciones categóricas, nacidas del sentido común.

A un mes de los atentados de Madrid, nos vienen a la mente algunas reflexiones.

Después de ver esas tremendas imágenes que han dado la vuelta al mundo entero de las víctimas inocentes asesinadas en el atentado, nada más natural y más propio para despertar la indignación que ver los derechos de personas indefensas ser pisoteados de ese modo. Y quien siente una razonable y justa indignación lógicamente piensa en justicia.

España se echó a las calles, sí. ¿A pedir qué?: ¡Paz! Paz en vez de justicia. Al principio, no se comprendía qué significaba tal actitud, pero varios días después se vio la coherencia. Los sondeos indicaban una clara victoria en las elecciones del Partido Popular (partido que ha tenido una actitud moderadamente anti-terrorista) y, sin embargo, el día de la elección la votación fue netamente favorable al PSOE (Partido Socialista, que una de las primeras cosas que ha pedido es la inmediata retirada de las tropas españolas en Irak, precisamente lo mismo que pedían los terroristas islámicos). Los terroristas por su parte no han dejado de hacer amenazas, nuevos intentos de atentados y exigen ahora la retirada de las tropas españolas también de Afganistán.

¿Quién gobierna realmente en España? ¿El PSOE? No. ¿El miedo?Manifestación Madrid Tampoco. Todo parece indicar que son la comodidad, el entreguismo, la apatía, o como algunos llamaron con acierto “el Pasotismo” (del “yo… paso”, no interesarse por nada que no el goce del instante). Mas que el grito de “¡Paz!”, en España parece ahora resonar el grito “que nos dejen en Paz”. Podría parecer lo mismo pero no lo es, pues esta segunda actitud incluye un abandono de los principios y de la moralidad con tal que le dejen vivir tranquilo. Sin embargo, todo indica que los terroristas están decididos a sojuzgar a España. Esto recuerda aquella famosa frase de Churchill sobre los acuerdos de paz de Chamberlain y Daladier con Hitler: “Teníais para escoger entre la vergüenza y la guerra. Escogisteis la vergüenza y tendréis la guerra”.

¿Al Qaeda acabará gobernando a España por el terror?

¿Que ha pasado para que tantos españoles se parezcan cada vez menos a los héroes de la Reconquista, de Lepanto y del Alzamiento y cada vez más a esa figura de Sancho Panza, que tan bien caricaturizaba uno de los principales vicios de España? Se diría que Cervantes vivió en nuestros días y se inspiró en la España de hoy para dar vida a su personaje.

¿Qué ha pasado? Fue una gigantesca y compleja Revolución Cultural realizada en España en los años ochenta, por la cual se promovió sistemáticamente un cambio de mentalidad en la opinión pública española, para una vez cambiada la mentalidad ir cambiando, sin traumas ni dolores las instituciones de esa otrora nación católica y crear una contra España descristianizada y modelada según las doctrinas de Marx (digamos de paso que Rodríguez Zapatero líder del PSOE recientemente elegido como presidente del Gobierno Español ha dicho que legalizará las uniones entre homosexuales y la adopción de niños por parte de los mismos).

Vemos que se va cumpliendo de modo trágico aquello que dijo Alfonso Guerra, entonces Vicepresidente del Gobierno del PSOE, que a España no la iba a reconocer ni su propia madre. No le faltaba razón, España está irreconocible.

Chile, bajo el impulso de los socialistas criollos, va siguiendo esta triste trayectoria de la demolición de todos sus valores morales a través de una revolución cultural similar a la española.

¿Tendremos que llorar mañana análogas degradaciones morales en nuestra Patria o sabremos defender nuestra herencia cristiana contra esta revolución agnóstica e igualitaria?

Print Friendly, PDF & Email
30/03/2003 | Por | Categoría: Decadencia Occidente

Deje su comentario