Comparta

No podemos extrañar la violencia en una sociedad que mata al niño por nacer.

Extracto de un sermón de M. Patrick O’Donoghue, Obispo emérito británico:

“Si, el aborto, la anticoncepción, la eutanasia y el suicidio asistido destruyen la vida, y destruyen también la santidad del hogar.

“Es por eso que hay tantos hogares destruidos en nuestro país. La espantosa escalada de la violencia que se ha producido en Inglaterra durante el verano es un síntoma de esos hogares destruidos, donde crecen tantos de esos niños y jóvenes. Estoy seguro de que una de las causas de la destrucción de esos hogares es el hecho de que más de 5 millones de niños por nacer han sido asesinados por el aborto, desde que la ley de aborto fue votada a fines de 1960. He descrito este vínculo entre la violencia de los jóvenes y el aborto en mi libro: “¿Listo para la misión?-La iglesia”. (Fit for Mission? Church).

“Estoy convencido que deben existir consecuencias gravemente dañinas para la familia en un país donde la anticoncepción y el aborto están tan difundidos. No podemos extrañar que tantos niños sufran depresión y enfermedades mentales en un país que ofrece un ambiente tan hostil a la vida humana.

“Estoy persuadido de que otra causa de esta violencia tan difundida es la ley del aborto de 1967. Hace ya 41 años que vivimos en una cultura de la muerte subvencionada por el Estado, y que ha asesinado a 5 millones de niños.

“¿Podemos extrañar que algunos de los niños sobrevivientes se han tornado violentos, careciendo de la idea del respeto por el carácter sagrado de la vida? ¿Cuántos niños saben que su madre ha realizado un aborto? ¿Qué efecto podrá tener sobre ellos la conciencia de haber sido privado de un hermano o de una hermana por el aborto? ¿Si la sociedad aprecia tan poco la vida humana ¿es realmente sorprendente que lo jóvenes también la estimen tan poco y se arrojen en la violencia?”.

Traducido de Talpa brusseliensis christiana

Print Friendly
26/10/2011 | Por | Categoría: Decadencia Occidente
Tags: , , ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres