Comparta

En España proliferan las mezquitas, mientras obligan a cerrar iglesias

La ciudad de Barcelona, conocida como la meca del postmodernismo europeo anticlerical, ha acordado construir una mega-mezquita oficial con capacidad para miles de musulmanes. La nueva estructura compite con el gran Centro Cultural Islámico de Madrid, la mezquita más grande de España. Un funcionario de la oficina del alcalde de Barcelona dice que el objetivo es aumentar la visibilidad de los musulmanes en España, así como promover los “valores comunes entre el Islam y Europa”.

El proyecto de la mezquita de Barcelona es sólo una de las docenas de nuevas mezquitas que [se encuentran en diferentes fases de construcción en toda España. En la actualidad existen trece mega-mezquitas en España, y más de 1.000 mezquitas y centros de oración más pequeños repartidos por todo el país, la mayoría de los cuales se encuentran en Cataluña.

El frenesí de construcción musulmana refleja la creciente influencia del Islam en España: la población musulmana ha saltado a alrededor de 1,5 millones en 2010, frente a apenas 100.000 en 1990, gracias a la inmigración masiva. La construcción de nuevas mezquitas llega en un momento cuando los municipios vinculados al Partido Socialista han cerrado decenas de iglesias de toda España a través de nuevas leyes de zonificación que varios tribunales no han considerado discriminatorias e inconstitucionales. Esto ocurre en un momento de creciente antisemitismo en España.

Arabia Saudita, que también construyó  “grandes mezquitas” en las ciudades españolas de Marbella y Fuengirola, ha sido acusada de usar las mezquitas como centros culturales islámicos en España para promover la secta wahabí del Islam, predominante en Arabia Saudita. El Wahabismo rechaza a todo Islam no wahabí, y el diálogo con las otras religiones y cualquier apertura a otras culturas. Por definición, rechaza también la integración de los inmigrantes musulmanes en la sociedad española.

No es sorprendente que el gobierno saudita oficialmente apoye la Alianza de Civilizaciones, una iniciativa patrocinada por el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, inspirada en gran medida en el concepto de Diálogo de Civilizaciones promovida por radicales islámicos en Irán en la década de 1990. Esta iniciativa exige que Occidente negocie una tregua con los terroristas islámicos en los términos establecidos por los terroristas.

En otras partes de España, los residentes de la ciudad vasca de Bilbao fueron sorprendidos recientemente al encontrar sus buzones abarrotados con folletos en español y árabe de la Comunidad Islámica de Bilbao pidiendo dinero para construir una mezquita de 650 metros. Su página web dice: “Fuimos expulsados [de España] como moriscos en 1609, realmente no hace tanto tiempoEl eco de Al-Andalus aún resuena en todo el valle del Ebro [es decir, España]. Hemos vuelto para quedarnos, insha’Allah” [Alá lo quiera ].

Al-Andalus era el nombre árabe dado a las partes de España gobernadas por los conquistadores musulmanes de 711 y 1492. Muchos creen que los territorios que los musulmanes perdieron durante la Reconquista española todavía les pertenecen, y que tienen el derecho a regresar y establecer su Estado allí –basados en la creencia que los territorios, una vez ocupados por los musulmanes islámicos, deben permanecer siempre bajo la dominación musulmana . En Córdoba, los musulmanes están exigiendo al gobierno español que les permita el culto en la Catedral principal, una mezquita que había sido islámica durante el reino medieval de Al-Andalus y ahora es Patrimonio de la Humanidad. Los musulmanes esperan recrear la antigua ciudad de Córdoba como un lugar de peregrinación para los musulmanes en toda Europa. Los fondos para el proyecto de convertir “Córdoba en la Meca de Occidente” están siendo proporcionados por los Gobiernos de los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, y las organizaciones musulmanas en Marruecos y Egipto.

En Granada, una que fue el último reducto musulmán de Al-Andalus que capituló ante a los Reyes Católicos en 1492, el muecín llama ahora a los musulmanes a la oración en la primera mezquita abierta en la ciudad desde la Reconquista española. La Gran Mezquita de Granada “es un símbolo de un retorno al islam entre los españoles e indígenas, entre los europeos“, dice Abdel Haqq Salaberria, portavoz de la mezquita. “Va a actuar como un punto focal para el renacimiento islámico en Europa“, dice. Fue financiado por Libia, Marruecos y los Emiratos Árabes Unidos.

Mientras tanto, el diario madrileño ABC informa que más de 100 mezquitas españolas tienen imanes radicales predicando todos los viernes. El periódico dice que algunos imanes han establecido una policía religiosa para hostigar y atacar de aquellos que no cumplan con la ley islámica. ABC también informa que durante el 2010, más de 10 conferencias Salafistas se celebraron en España, comparada con una sola realizada en 2008.

El Salafismo es una rama del Islam nostálgica que pide restaurar el glorioso pasado musulmán por el restablecimiento de un imperio islámico en todo el Oriente Medio, África del Norte y partes de Europa. Los Salafistas ven a España como un estado musulmán que debe ser conquistada para el Islam.

Al mismo tiempo, Noureddine Ziani, el imán marroquí, dice que es absolutamente necesario aceptar los valores islámicos como valores europeos. También dice que a partir de ahora, los europeos deberían sustituir el término “judío-cristiano” con la palabra “islamo-cristiano” al describir la civilización occidental.

Resumido y traducido de Soeren Kern, Hudson New York Magazine- 30 de diciembre de 2010.


Print Friendly
21/01/2011 | Por | Categoría: Decadencia Occidente

Deje su comentario