Men desplegable
Artículos recientes

Es propio de la Iglesia vivir entre luchas, dificultades y aflicciones

Están pues muy equivocados los que creen y esperan para la Iglesia, un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero es peor y más grave el error de aquellos que se engañan pensando que lograrán esta paz efímera disimulando los derechos y los intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo “en donde domina enter

Siga leyendo

Un Jesús 'tolerante' no es el verdadero Jesús

Encontré en la Red este interesante trecho de un libro, que podrá hacernos meditar sobre la verdadera fisonomía de Nuestro Señor Jesucristo. “Un Jesús, que está de acuerdo con todo y con todos, un Jesús sin su santa ira, sin la dureza de la verdad y el amor verdadero, no es el verdadero Jesús, como lo muestra la Escritura, sino una miserable caricatura. “Una concepción del ‘evangelio’ donde ya no exista la gravedad de la ira de Dios, no tiene nada que ver con el evangelio bí

Siga leyendo

Elegancia de otros tiempos (video)

Un público elegante toma el aire a la sombra del Bois de Boulogne, mientras ve pasar los coches, que vienen de las carreras del hipódromo de Longchamp. Uno se detiene con agrado, contemplando los detalles de esta escena encantadora. Los sedosos vestidos largos con encajes transforman a las señoras; los sombreros de copa y los de plumas, realzan la personalidad de sus dueños; los abanicos que son agitados, los gorros con cintas, los colores vivos, añaden una nota de alegría. Por la cla

Siga leyendo

Alimentos preparados con esmero, una receta para la caridad

Se tornó común escuchar, incluso en familia, la siguiente exclamación: ¿Cocina? ¡Es cosa del pasado! El tiempo de las mañanas trabajosas junto al fogón, preparando platos rebuscados, es cosa del pasado. La simplificación se impone, los minutos son preciosos”. Se propagó la idea de que el esmero en la preparación de las comidas, la selección de las recetas, la búsqueda de los ingredientes, y aún más la preparación de los platos, son desvelos inútiles. Esa opinión es perjudicia

Siga leyendo