Men desplegable
Artículos recientes

La hipnosis de las utopías revolucionarias

El misterio de la falta de reacción de los nobles que se entregaban a ser decapitados en la Revolución Francesa. Esta exposición de Plinio Corrêa de Oliveira ilumina uno de los misterios del alma humana: por qué la gente permanece átona frente a la demolición de los valores que aman. El prestigioso historiador francés Ghislain de Diesbach (* 6‒8‒1931), en un trecho de su obra "Histoire de l'émigration" ‒que comentaremos a continuación‒ hace la siguiente pregunta: ¿por qué

Siga leyendo

Edificarnos con el pasado, rectificar el presente y preparar el futuro

Es una familia en el siglo XVIII. No queremos decir - por supuesto - que la vida de familia en este siglo hubiese sido impecable. Pero conservaba más tradiciones cristianas que la de hoy. Así, en esta familia, las actitudes y los trajes expresan bien las diferencias de sexo y edad, la fisonomía de los padres es adecuada para infundir respeto y sumisión, todo en los personajes expresa armonía, fuerza, el equilibrio de temperamentos gobernados, controlados, dirigidos por toda una concepci

Siga leyendo

¡Ya no durmáis! (Video)

En la fiesta de Santa Teresa "la Grande" hemos querido querido publicar estos versos que muestran todo el fuego de su alma y su celo por la causa de Dios. Curiosamente parecieran escritos para nuestros días... "Todos los que militáis debajo desta bandera, ya no durmáis, ya no durmáis, pues que no hay paz en la tierra. "Y como capitán fuerte quiso nuestro Dios morir, comencémosle a seguir, pues que le dimos la muerte. ¡Oh, qué venturosa suerte se le siguió desta guerra! Ya no durm

Siga leyendo

El Conde de X y el plan de Europa Unida

A raíz del serio revés que tuvo la Unión Europea con la salida de Inglaterra tras el referéndum del "Brexit", se diría que la Unión atraviesa por sus peores días. Creemos interesante dar a conocer los entretelones de la construcción de este proyecto. En una compilación de exposiciones autobiográficas de Plinio Corrêa de Oliveira [1], él narra una conversación que tuvo en París en 1952, con el Conde de “X”. “En la sala de espera de Monseñor Beaussart conocí a un conde de "X

Siga leyendo